¿Para qué sirven las cookies?

Seguro que te ha pasado más de una vez, estás navegando tranquilamente y buscando información en Internet y un mensaje de gran tamaño te indica que debes aceptar o rechazar las cookies para poder continuar. Este mensaje suele ser bastante intrusivo y muchas personas aceptan todo lo que aparece en él ya que necesitan acceder rápido a la información. Pero sabes realmente ¿para qué sirven las cookies y cuál es su importancia en marketing?

Qué son las cookies

Las cookies forman parte del mundo de Internet. En más de una ocasión te has topado con ellas y has aceptado más de una que realmente no te interesaba. Pero ¿qué son realmente? Una cookie es un archivo que crea un sitio web. Este contiene datos en pequeñas cantidades que son enviadas a un receptor desde un emisor. El receptor no es otro que el navegador que usas habitualmente y el emisor es el servidor en el que se encuentra alojada la web a la que has accedido.

Estos archivos tienen como misión la identificación de los usuarios, concretamente de aquellos que tienen almacenados en su historial de actividad. Es decir, cuando un usuario accede a un sitio web que ya ha visitado, gracias a estas cookies, se le puede ofrecer un contenido más personalizado atendiendo a sus hábitos de consumo.

Su funcionamiento es sencillo. Cuando accedes a Internet a un sitio concreto tu navegador guarda una cookie con dicha información, de esta forma, cuando vuelves de nuevo al mismo lugar, el servidor solicita la misma cookie para que la visita del usuario sea más personalizada.

Tipos de cookies

Las cookies pueden almacenar mucha información diferente y esta dependerá del sitio web, puede ser desde las últimas visitas y el tiempo que el usuario ha permanecido en la página hasta lo que ha hecho en ella. Es decir, esta información es muy valiosa para la web ya que si sabe desde cuando no entras o lo que compraste la última vez puede ser capaz de ofrecerte recomendaciones mucho más acordes a tus intereses. Estas son las más comunes:

  • Secure cookies: la información que albergan se encuentra cifrada, de manera que mantiene los datos a salvo para evitar ataques maliciosos de terceros. Estas funcionan a través de protocolos HTTPS.
  • Persistent cookies: estas se utilizan para guardar información sobre el comportamiento del usuario mientras se encontraba en la página web. Miden un periodo de tiempo determinadas y puedes eliminarlas al borrar los datos del navegador.
  • Session cookies: son aquellas que se borran al cerrar el navegador, por lo tanto su tiempo de vida es muy corto.
  • Zombie cookies: este tipo de cookies pueden ser borradas, pero por su naturaleza pueden seguir funcionando. El navegador no puede eliminarlas porque se regeneran a sí mismas y se guardan en el dispositivo del usuario. El objetivo de estas es que la web pueda acceder a ellas independientemente del navegador utilizado. Son bastante peligrosas ya que si son utilizadas por quién no debe se pueden convertir en una amenaza para la seguridad y la privacidad de los usuarios.

Las cookies son una forma de conocer mejor a los usuarios y mostrarles una mejor experiencia cuando acceden a Internet, pero también pueden ser peligrosas. Por este motivo, cuando veas el mensaje de advertencia en una web, revisa qué tipo de información es la que pueden o no pueden almacenar sobre tu usuario para evitar problemas en el futuro. En muchas ocasiones es sencillo y las web están obligadas a mostrarte cuáles son las cookies que estás aceptando al acceder a su página.

Curso Madrid
Máster en Técnicas de Marketing Digital

Fecha: 15/10/2021

Más info
Master Online
Máster en Técnicas de Marketing Digital

Fecha: 19/10/2021

Más info
Master Streaming
Máster en Técnicas de Marketing Digital

Fecha: 24/11/2021

Más info