¿Qué es el UX y cómo puede ayudarme a mejorar mi web?

¿Qué es el UX y cómo puede ayudarme a mejorar mi web?

No será la cosa por páginas web… Sin embargo, la cada vez más alta convivencia de los usuarios con el mundo virtual los ha convertido en consumados expertos respecto a lo que quieren encontrar. Tal situación ha obligado a programadores, diseñadores y empresas, a contemplar criterios años atrás impensados como la Usabilidad y especialmente, la relación de éste con la Experiencia de Usuario. ¿Qué significan?

 

En términos simples, hacer fáciles y accesibles las páginas web; es decir, que el usuario sienta amigable la interacción con una website no solamente por su atractivo visual, sino también por la velocidad y opción a contenidos que aquella presenta. Es un paquete completo de facilidades cuya finalidad es capturar la atención del visitante o en su defecto, fidelizarlo, cautivarlo, volverlo visitante frecuente.

 

 

La Usabilidad (específicamente dentro del campo del desarrollo web) es la disciplina que estudia la forma de diseñar websites para que los usuarios puedan interactuar con ellos de la forma más fácil, cómoda e intuitiva posible, gracias a un diseño centrado en para y por el usuario, en contraposición a lo que podría ser un diseño centrado en la tecnología, la creatividad u originalidad. En otras palabras, construir pensando en lo que quieren los demás y no siempre en sintonía con lo que uno sueña.

 

 

La definición de experiencia de usuario viene a ser el conjunto de factores y elementos relativos a la interacción del usuario con un entorno o dispositivo concretos, cuyo resultado es la generación de una percepción positiva o negativa de dicho servicio, producto o dispositivo.

La experiencia de usuario depende no sólo de los factores relativos al diseño (hardware, software, usabilidad, diseño de interacción, accesibilidad, diseño gráfico y visual, calidad de los contenidos, buscabilidad o encontrabilidad, utilidad, etc) sino además de aspectos relativos a las emociones, sentimientos, construcción y transmisión de la marca, confiabilidad del producto, etc. No es solamente el impacto virtual del producto, sino también las sensaciones que produce.

 

 

Ya no basta con diseñar sitios web preciosos o impactantes. La tendencia se orienta más bien hacia realizar sitios limpios y fácilmente usables. Se trata de ser originales siguiendo rutas específicas, ya conocidas, en base a fórmulas conocidas. Haz caso a principios de usabilidad como ubicar tu logos e información importante en zonas gravitantes, tener links distinguibles y “clickeables”, iconografía ilustrativa, menú distinguible de otros contenidos, minimizar el uso del scroll, colores bien combinados, títulos claros, áreas temáticas bien diferenciadas, utilización del teclado (tab, enter, flechas), adaptabilidad a todas las resoluciones y dispositivos (tablets, smartphones, desktops, etc).

 

 

Un punto crucial es hacer de tu página un sinónimo de fácil navegación. Hay que hacerlo sencillo para el visitante. Nada de tener que hacer más de 4 clicks para llegar a cierto contenido en tu sitio y otros 4 para retornar al punto inicial. Mucho menos de tener enlaces rotos o que nos pierdan en una maraña de contenidos que no deseamos. Si hay algo que espanta a un cibernauta es un sistema de navegación deficiente. O mucho peor, que los obligue a abrir páginas o soportar presentaciones que no pidieron.

La usabilidad busca que la experiencia del usuario sea tranquila, cómoda, de ninguna manera un tránsito horrible y complejo. Además de los puntos mencionados, hay que tener en cuenta la elección de las promociones y herramientas multimedia que elegimos y especialmente el orden en que los ponemos.

 


UX-elements-large

 

Fuente: UX-fr.com

 

Por alguna razón muchas páginas, especialmente las corporativas, olvidan principios básicos de usabilidad, como instalar un motor de búsqueda eficiente.

 

Más grave es la idea de algo que podemos llamar el “Toma, pero dame”; es decir, intentar entregar información a cambio de algo, es decir, solo si el visitante deja alguna información que parezca importante (completar una encuesta, opinar sobre ofertas, etc). Si finalmente vas a requerir que las personas se registren en tu sitio para poder acceder, solicita la menor cantidad de información posible. Hay que recordar que uno de los principios más importantes de la usabilidad es desarrollar para que la gente piense y trabaje menos. Si pretendes hacerlos trabajar mucho, estás perdido.

Y finalmente, no brindar un mecanismo de contacto y retroalimentación. Un mal casi endémico. Es terrible para los usuarios no brindarles un mecanismo claro de contacto ya que hay pocas cosas más frustrantes que llenar un formulario de contacto en una página web y nunca recibir una respuesta. Una empresa, cualquiera que sea, dará un paso importante cuando entregue a sus clientes mecanismos efectivos para que los mensajes que le llegan sean realmente respondidos, cualquiera que sea su resultado. Independientemente del final de la gestión, será agradable para los clientes saber que hay en verdad un ser humano al otro lado respondiendo sus inquietudes. Mejorará su margen de usabilidad.

 

 

Al potenciar la usabilidad de tu página web también se potencia otros conceptos como la accesibilidad, que ya no se refiere simplemente a la facilidad de uso, sino a la posibilidad de acceso. En otras palabras, a que el diseño, como prerrequisito imprescindible para ser usable, posibilite el acceso a todos sus potenciales usuarios sin excluir a nadie por ningún motivo o limitaciones derivadas del contexto de acceso (software y hardware empleado para acceder, ancho de banda de la conexión empleada), etc.

 

 

El estudio de todo aquello que requiere una página web para triunfar se enriquece con el atributo de que, a pesar de todo, cada website es en sí mismo un mundo propio. Los objetivos y propósitos de cada web son diferentes y por lo tanto su diseño será diferente y su experiencia de usuario deberá medirse de diferente forma.

Del correcto diseño del sitio dependerá que el usuario consiga finalmente su objetivo (y consecuentemente el proveedor también), o que por el contrario, frustrado por la dificultad de uso del sitio web, decida abandonarlo en busca de otro donde llevar a cabo la compra sea más fácil.

 

 

Tal dificultad y gama de eventos requiere de profesionales preparados que puedan entender las interminables aristas del tema y sepan manejar las herramientas disponibles para una construcción eficaz.

 

 

La Usabilidad y Experiencia del Usuario ha ido transformándose en los últimos años y ahora mismo, es una de esas profesiones en total auge en las empresas que entienden la necesidad de facilitar al usuario toda la información y accesibilidad a sus productos.

Con nuestro Máster de UX aprenderás a ponerte en el papel de los usuarios, a diseñar soluciones, a comunicarlas y a defenderlas.

 

quieromasinformacion

 

Bibliografía: Staffcreativa.pe

Related Post

No Comments

Post a Reply

css.php